Esta es una pregunta recurrente, porque parece que siempre da miedo al principio, ¿verdad?

Para mí, hay dos preguntas:

¿Cuándo PUEDO empezar a portear a la espalda?

Pues cuando tú quieras, por poder, se puede empezar a portear a la espalda desde el nacimiento. Obviamente hay que tener ya un gran control del portabebé y de la técnica de porteo, tanto delante como a la espalda, haberte informado bien y sobre todo saber colocar en una buena posición para mantener las vías aéreas despejadas y mantener una tensión adecuada en el portabebé.

Otra cosa es que tengas que empezar desde tan pronto, ¿es necesario? ¿te hace falta? Seguramente si eres autónomx o tienes varios hijos, pues sí, sí que te hace falta, por supuesto. Pero si nos basamos en un entorno normal en el que solemos portear en europa, pues no, no suele ser necesario.

¿Cuándo TENGO que empezar a portear a la espalda?

Cuando tu bebé sea tan grande que te tape visión al andar, o cuando ya el portear delante se te hace muy pesado y necesitas portear a la espalda para repartir mejor el peso.

Por eso te preguntaba si era realmente necesario, porque va a llegar un momento que sí o sí vas a tener que portear a la espalda, por seguridad y por necesidad. Así que, ¿por qué no aprovechar esos meses que te quedan de oler a tu bebé mientras lo porteas?

No obstante, para mí el momento ideal para empezar a practicar el porteo a la espalda son los 4-5 meses, cuando tu bebé todavía es pequeñx como para que no se mueva demasiado y no le llame la atención todo lo que tiene alrededor, pero lo suficientemente grande para tener un perfecto control cefálico y buen tono muscular.

Si quieres empezar a portear a la espalda con total seguridad y con la técnica y asesoramiento necesario, puedes apuntarte al TALLER PRÁCTICO DE PORTEO A LA ESPALDA, online en cualquier momento, siempre está disponible, y presencial en Alcañiz en las fechas marcadas en el calendario (si estás interesadx y no hay fechas disponibles, contáctame)

Y un par de consejos y confesiones

Cuando empieces a portear a la espalda, practica con una cama o un sofá detrás y frente a un espejo. Tu bebé no se va a caer, pero te dará confianza y soltura.

Las primeras veces que porteaba a la espalda, iba mirando a mis hijos en el reflejo de los escaparates para ver que todo estaba ok 😆